Inicio > Blog > Blog > 6 lecciones de vida que puedes aprender a través del fracaso
6 lecciones de vida que puedes aprender a través del fracaso

6 lecciones de vida que puedes aprender a través del fracaso

Una de las peores cosas que te pueden pasar en la vida es sufrir un gran fracaso. Como resultado, experimenta malos sentimientos y una sensación de inutilidad. Debido a esto, la mayoría de las personas tomarán todas las medidas posibles para evitar fallar, incluso si eso significa nunca intentar algo nuevo. El fracaso tiene un buen aspecto a pesar de la mala energía que lleva. Puedes aprender del fracaso; el fracaso puede enseñarte lecciones que de otro modo no habrías sabido. En realidad, algunas de las personas más ricas del mundo solo pudieron lograr el éxito debido a las lecciones que aprendieron de sus fracasos anteriores. Aquí hay 6 lecciones de vida que puedes aprender a través del fracaso.

El fracaso te enseña que el éxito nunca está garantizado

Todos quieren tener éxito cuando intentan algo nuevo, ya sea comenzar un nuevo blog, un negocio en Internet, una solicitud de trabajo ideal o incluso un nuevo romance. Lamentablemente, este impulso por el éxito en ocasiones puede ser restrictivo. Por ejemplo, algunas personas han deseado durante mucho tiempo abrir su propio negocio, pero se han abstenido de hacerlo debido a la incertidumbre sobre sus perspectivas de éxito. Se sumergen en la parálisis del análisis y siguen esperando el momento ideal, que, lamentablemente, nunca se materializa.

En realidad, su impulso por el éxito les impide lanzar su negocio. Por otro lado, quien se ha encontrado con el fracaso es consciente de que el éxito nunca está asegurado. La falla puede ocurrir ocasionalmente por razones fuera de su control. Por lo tanto, después de experimentar un contratiempo significativo, te das cuenta de que las cosas aún pueden salir mal a pesar de tus mayores esfuerzos. Sabiendo que el fracaso siempre es posible, aprendes a superar tu miedo a fracasar. Estás más motivado para perseguir tus sueños después de experimentar un fracaso. Te enseña a seguir intentando cosas hasta que lo consigas. El éxito eventualmente resulta de esto.

6 lecciones de vida que puedes aprender a través del fracaso
6 lecciones de vida que puedes aprender a través del fracaso

El fracaso te enseña a aceptar el cambio

El fracaso es solo la forma en que el universo te notifica que hay algo que no estás haciendo correctamente. Por ejemplo, si no te va bien en la universidad, eso puede ser una señal de que no te enfocaste lo suficiente en tus estudios. Similar a esto, si su empresa falla, la falla puede ser una señal de que pasó por alto ciertos elementos comerciales importantes. El fracaso es simplemente el método del universo para alertarte de un problema con lo que estás haciendo. Por ejemplo, si tienes dificultades en la universidad, puede ser una señal de que no te esforzaste lo suficiente en tus estudios. Similar a esto, si su negocio falla, la falla puede ser una indicación de que descuidó ciertos aspectos comerciales cruciales.

La locura, según la proverbial cita de Albert Einstein, es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes. Seguirás fracasando si sigues haciendo las cosas como siempre lo has hecho. Esto implica que necesitas modificar tu estrategia para tener éxito donde fallaste. Para tener éxito la próxima vez, debe reflexionar sobre su fracaso, identificar qué salió mal y hacer los ajustes necesarios. Como resultado, aprendes de tu fracaso que aceptar el cambio es la única forma de tener éxito.

El fracaso puede ser una gran fuente de motivación

El fracaso generalmente socava la motivación de las personas y las hace querer darse por vencidas. Pero para aquellos con la actitud adecuada, el fracaso puede ser un gran motivador. Michael Jordan, una leyenda del baloncesto, es un excelente ejemplo de este tipo de persona. Michael Jordan tenía un gran deseo de jugar en el equipo de baloncesto de su escuela secundaria cuando tenía solo 15 años. Lamentablemente, su entrenador de la escuela secundaria no consideró adecuado incluirlo en el equipo, especialmente dado que solo medía 5'10 ”y ni siquiera podía hacer una volcada. El joven Michael quedó devastado cuando se dio cuenta de que no había sido elegido. Esa noche, se fue a casa y lloró en su habitación.

Michael, sin embargo, estaba decidido a demostrarle al entrenador que merecía estar en ese equipo y se negó a dejar que esto aplastara su objetivo. Motivado por la decepción de no estar en el equipo, entrenó tan duro como pudo. Un puesto en el equipo de la escuela secundaria finalmente estuvo disponible para él, y se convirtió en el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos. Esta es una ilustración de la motivación intrínseca provocada por la decepción de no poder lograr una meta muy importante. Usted también, como Michael Jordan, puede usar el fracaso como combustible para su impulso. En lugar de dejar que te destruya, usa la decepción de no lograr tu objetivo como motivación para trabajar más duro hasta que lo consigas.

6 lecciones de vida que puedes aprender a través del fracaso
6 lecciones de vida que puedes aprender a través del fracaso

El fracaso no es definitivo

Se siente como el fin del mundo cuando tienes un gran fracaso. Crees que te falta la fuerza para cumplir tus metas o hacer algo importante. En realidad, algunas personas renuncian por completo a la vida después de experimentar un fracaso grave. Pero si hay una lección que puedes sacar de los fracasos de algunas de las personas más exitosas del mundo, es que el fracaso no es el fin del mundo. Para Steve Jobs, parecía que el mundo se había acabado cuando lo despidieron del negocio que fundó en el garaje de sus padres. Pero Jobs se recuperó, fundó otros negocios y finalmente fue invitado nuevamente para liderar una Apple tambaleante.

Posteriormente, él desarrolló la corporación hasta convertirla en la empresa de un billón de dólares que es hoy. Lo mismo le sucedió a Walt Disney después de que lo despidieran de un periódico por “no ser lo suficientemente innovador”. Luego lanzó un segundo negocio, que también fracasó. Sin inmutarse, continuó construyendo la exitosa corporación que lleva su nombre. Numerosas otras personas muy exitosas han superado el fracaso para lograr el éxito. Sus fracasos pueden enseñarte que el fracaso no es el final del camino. Puede recuperarse de su contratiempo y continuar para experimentar un éxito mayor del que podría haber imaginado. Una de las habilidades blandas más cruciales para el éxito es la confianza en uno mismo, que proviene de saber que puedes recuperarte del fracaso y lograr el éxito una vez más.

El fracaso amplía tu perspectiva

Con frecuencia pasamos tanto tiempo persiguiendo nuestros objetivos que descuidamos otros aspectos vitales de nuestras vidas. Podría trabajar demasiado y descuidar otros aspectos vitales de su vida, como su familia o incluso su salud, ya que está muy decidido a expandir su negocio. Por ejemplo, es posible que haya elegido operar un negocio independiente para poder pasar más tiempo con su familia y lograr un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida. Pero con el tiempo, comienza a descubrir que está dedicando más horas a su negocio independiente que en su trabajo de 9 a 5.

Te das cuenta de que tu negocio no es rentable a pesar de todo tu trabajo y esfuerzo, por lo que decides cerrarlo. Reconoces a regañadientes que tu empresa ha fracasado. Tal fracaso te ofrece la oportunidad de reflexionar sobre tu vida y reevaluar tus prioridades. Aquí es cuando te das cuenta de que tu principal motivación para iniciar el negocio para disfrutar de un mejor equilibrio entre el trabajo y la vida se oscureció por tu énfasis excesivo en el crecimiento de la empresa. Puede ampliar su perspectiva y concentrarse en otras cosas que podrían proporcionarle más felicidad y satisfacción que los objetivos que perseguía anteriormente durante esta fase de reevaluación de su vida después de un contratiempo significativo.

6 lecciones de vida que puedes aprender a través del fracaso
6 lecciones de vida que puedes aprender a través del fracaso

El fracaso te enseña a mantenerte humilde

Esto te mantiene humilde al recordarte que solo eres humano. Además, le facilita la gestión de situaciones en caso de que se enfrente a una falla en el futuro. Lidiar con el fracaso es mucho más difícil si siempre has tenido éxito y piensas engreídamente que puedes tener éxito en todo. El fracaso puede ocurrir ocasionalmente porque persiguió la idea equivocada en lugar de hacer su mejor esfuerzo. Podría volverse demasiado optimista y querer actuar de acuerdo con cada pensamiento que se le ocurra cuando las cosas van bien. El fracaso te enseña a revisar tus ideas, hacer una evaluación cuidadosa y solo actuar sobre las que parecen tener las mejores posibilidades de éxito. Por ejemplo, Apple estaba prácticamente de rodillas cuando Steve Jobs regresó en 1996.

Recortar las docenas de conceptos de productos en los que estaba trabajando la empresa fue uno de los pasos más extremos que tomó Jobs para restaurar la rentabilidad de la empresa. Jobs desvió la atención de la empresa a un grupo selecto de conceptos de productos. La transformación de Apple de un negocio en dificultades a uno de los más grandes del mundo fue posible gracias a su concentración en los conceptos más innovadores. El fracaso puede enseñarte que no vale la pena perseguir todos los conceptos, al igual que Jobs, que sufrió un tremendo fracaso cuando fue despedido de Apple. Nadie quiere experimentar el fracaso porque es doloroso. Sin embargo, la realidad es que el fracaso es inevitable. No puedes escapar por completo del fracaso mientras sigas probando cosas nuevas o sigas trabajando para alcanzar tus objetivos. Esto no quiere decir que el fracaso no tenga sus beneficios a pesar de la angustia que provoca. El fracaso puede enseñarte lecciones importantes si le prestas atención.

Lea también Breve historia de Internet

Más lectura

mensaje de navegación

Mejor sitio web para ver anime: lista de los 10 mejores